Santísimo Cristo de la Sangre

Autor: Francisco Palma Burgos.
Año: 1940-1941.

El Santísimo Cristo de la Sangre es un Crucificado realizado por el escultor malagueño Francisco Palma Burgos en el año 1941.

Su bendición se llevó a cabo el día 5 de abril de 1941, Sábado de Pasión, en la que será a partir de ese momento su Sede Canónica, la Parroquia de la Santa Cruz y San Felipe Neri. La ceremonia fue oficiada por el Obispo de la Diócesis, Don Balbino Santos Olivera, realizando cuatro días más tarde su primera salida procesional, el Miércoles Santo, día 9 de abril de 1941.

Sustituye a la anterior Imagen, de autor anónimo aunque fechada aproximadamente en el segundo tercio del siglo XVI y perdida en los sucesos del saqueo y quema de Iglesias y Conventos, ocurridos en Málaga en mayo de 1931. De dicha Imagen solo se pudo recuperar un trozo de la rodilla, que hoy día se guarda como reliquia en la Casa Hermandad.

La Sagrada Imagen representa a Cristo ya muerto en la cruz, sujeto al madero por tres clavos que atraviesan las palmas de las manos y con la cabeza desplomada sobre el pecho, que provoca la caída del característico mechón de pelo. De complexión fuerte, amplio torso y detallada musculatura, los brazos caen en forma de “Y”. Para lograr una mayor expresión dramática, tiene los ojos y los labios entreabiertos, destacando además las cejas arqueadas, los pómulos marcados y la prominente nariz. La sangre, además, se hace muy presente en la talla del Crucificado, en alusión a la advocación del mismo, recorriendo la frente, el torso, la espalda y las extremidades superiores e inferiores, adquiriendo gran significancia la herida del costado derecho tras haber sido alanceado. Finalmente, el perizoma o paño de pureza, tallado en madera, se encuentra anudado a su izquierda.

En el año 1993, debido al paso de los años, la talla fue sometida a un proceso de restauración, llevada a cabo por la restauradora Estrella Arcos Von Haartman. Este proceso volvió a repetirse en el año 2010, debido a los movimientos en la cruz que afectaban a la Imagen.

La Archicofradía celebra su onomástica el primer domingo de julio, coincidiendo con la celebración de la Preciosísima Sangre de Cristo. En Cuaresma, celebra Solemne Triduo y Función Principal, además del Víacrucis del Domingo de Pasión. Finalmente, el Santísimo Cristo de la Sangre procesiona en la tarde del Miércoles Santo, junto con una serie de imágenes secundarias que representan el misterio de la Lanzada.