Saludo de la Hermana Mayor

Queridos Hermanos de esta Archicofradía:

En este comienzo de año de Nuestro Señor 2019, retomamos la actividad diaria con fuerzas e ilusiones renovadas. Deseo que sea un curso intenso en vivencias y experiencias cofrades como ya encaminamos el pasado año.

Nuestro principal objetivo sigue siendo trabajar por el bien de Nuestros Sagrados Titulares y el engrandecimiento de nuestra Archicofradía que merecen lo mejor de todos sus hermanos. Para llevar a cabo dichos objetivos, todos debemos caminar juntos.

El pasado año, conseguimos cumplir con las metas económicas marcadas, pero debemos seguir esforzándonos para formalizar los compromisos e intentar, poco a poco, poder ejecutar algún pequeño nuevo proyecto.

Como sabéis, la Caridad y la Formación son dos de nuestros pilares básicos. Seguimos trabajando muy activamente en Caridad desde nuestra Casa Hermandad, Corinto y Residencia la Esperanza; entre otros, habiendo aumentado el volumen de recursos y el número de personas a los que la Archicofradía intenta hacer la vida un poco más amable. Os invito encarecidamente a formar parte en las actividades que lleva a cabo la vocalía de Caridad. En cuanto a la labor formativa, os insto a formar parte de dichas actividades ofertadas en nuestra sede canónica tales como formación mensual para adultos o catequesis de confirmación, entre otras. La información disponible al respecto se encuentra tanto en las secretarías de la Archicofradía como en la parroquia o nuestras redes sociales.

Como ya hice el pasado año, os animo a formar parte de la vida diaria de la cofradía por medio de las actividades promovidas en los distintos grupos de trabajo. Os aseguro que vuestros hermanos os esperan y acogerán con los brazos abiertos para hacer HERMANDAD.

Asimismo, San Felipe debe ser un punto de encuentro para todos los archicofrades. Es nuestra obligación formar parte de la actividad diaria de nuestra parroquia ya sea mediante la asistencia a los cultos, misa diaria, colaboración con las tareas parroquiales y de formación o cualquier otro evento en el que se precise de nuestra participación.

Este año la Semana Santa tiene un gran reto con el nuevo recorrido oficial. Es mi deseo que todo se desarrolle exitosamente. El tiempo pulirá los detalles para que, cada año, la semana mayor se aún más grande.

No quiero terminar sin mostrar todo mi agradecimiento a los miembros de la Junta de Gobierno y a los hermanos que realizan el esfuerzo personal y familiar diario para mantener viva y en constante evolución esta Archicofradía. Gracias de corazón.

“Entre las gracias que hemos de pedir a Dios, una de ellas ha de ser la perseverancia” – San Felipe Neri.

Con todo mi afecto,
Laura Berrocal Montañez