Nuestra Señora y Madre del Socorro

Autor: Antonio Gutiérrez de León
Año: 1858 | Restauraciones: En 1970 y en 2021, esta última por Francisco Naranjo

 

Imagen de vestir realizada por Antonio Gutiérrez de León en 1858, de gran valor artístico, siendo donada a la Archicofradía por su autor.

Se integra en el conjunto escultórico que acompaña al Santísimo Cristo de la Sangre, situada a la derecha del Crucificado, viviendo en primera persona el dolor por el sufrimiento de su Hijo, que se refleja en su profundo llanto. Actualmente, la Archicofradía está inmersa en el proceso burocrático para poder incluirla como Titular de la misma mientras que, por otro lado, la Corporación espera que el párroco de San Felipe Neri y el Obispado terminen los trámites para su ubicación definitiva en la parroquia.

La imagen de Nuestra Señora fue realizada y donada a nuestra Archicofradía en 1858 por su autor, Antonio Gutiérrez de León y Martínez, hermano de nuestra corporación. Es una de las pocas pertenencias que conserva nuestra Archicofradía de su etapa en la antigua y desaparecida iglesia de la Merced, salvándose de los sucesos de 1931 y de la Guerra Civil de 1936 gracias a la perseverancia del que fuera Hermano Mayor, don José Cabello Guirado.

En el año 1992, durante la Exposición Universal celebrada en Sevilla, permaneció en la Basílica de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder, como representación del patrimonio de la Semana Santa malacitana.

Igualmente, en el año 2001, permaneció en la ciudad de Burgos, donde se desarrolló una exposición de gran parte del patrimonio que posee nuestra Corporación, así como una serie de actos que sirvieron para estrechar, más aún si cabe, los lazos de hermanamiento con esta ciudad castellana tan vinculada a nuestra Archicofradía.

En el año 2008, se celebró el 150º Aniversario de la hechura de la talla, realizándose para esta efeméride diversos actos.

Desde octubre del año 2018, un viernes de cada mes y durante un año, la Archicofradía llevó a cabo el rezo del Santo Rosario ante la imagen, como medida preparatoria para su bendición y puesta al culto, ya que la talla permanecía en las dependencias de la Casa Hermandad.

Finalmente, el 22 de mayo de 2021, durante la Sagrada Eucaristía de Acción de Gracias por su restauración, acometida por Francisco Naranjo, se le otorgará la advocación de Nuestra Señora y Madre del Socorro. La mencionada advocación fue escogida tras un elaborado estudio realizado por la Comisión creada exprofeso y que los hermanos refrendaron en el Cabildo Extraordinario celebrado el 15 de mayo de 2021. Puede encontrar el dossier explicativo de la advocación de la Virgen, para su consulta y descarga, pinchando aquí.