Tras una Semana Santa atípica en cuanto a lo meteorológico, los cofrades de la Sangre hemos vivido un Miércoles Santo difícil en el que la lluvia nos ha impedido hacer protestación pública de fe por las calles de nuestra ciudad. Numerosas cofradías hermanas se han visto en una situación similar a la nuestra, a las que también transmitimos nuestro apoyo y cercanía.

Desde las primeras horas del día, el Miércoles Santo amaneció un tanto inestable, por lo que los Hermanos Mayores de las Hermandades de la jornada tuvieron una primera reunión al mediodía, junto a la Agrupación de Cofradías, para valorar la situación. Tras analizar los diferentes pronósticos, el día se presentaba complicado, con una alta probabilidad de lluvia durante toda la tarde, por lo que cada cofradía tomaría la decisión de manera individiual.

Durante la jornada, los ánimos de nuestros hermanos alumbraban un rayo de esperanza cada vez que salía el sol. Todo estaba preparado. Nuestros Sagrados Titulares lucían mangíficamente en sus tronos procesionales. El Santísimo Cristo de la Sangre y la Virgen del Socorro lucían un exorno con monte de corcho y rosas rojas, iris morado, astromelia, brunia, cardos, musgo, esparraguera y suculentas, así como violeteros con rosas de pitiminí sangre de toro y cardos. La Virgen de Consolación y Lágrimas llevaba un espectacular exorno compuesto por rosas vendela color champán, rosas y hortensias malvas, fresias blancas, alelíes malvas, hortensias preservadas y flor de arroz.

A partir de las 16:30 horas, comenzaban a llegar los nazarenos, hombres y mujeres de trono, tanto a la Parroquia como a la Casa Hermandad, con la esperanza de que los pronósticos cambiasen. Sin embargo, no fue del todo así. A las 17:15 horas tuvo lugar en la Casa Hermandad una Junta extraordinaria -o Comisión de aguas- integrada por la Comisión Permanente, jefes de procesión y secciones y mayordomos titulares de ambos tronos. Tras consultar los diferentes partes proporcionados por AEMET, CECOP y otros meteorólogos profesionales, estos aseguraban un 100% de probabilidad de precipitaciones entre las 18:00 y las 00:00 horas, no en grandes cantidades, pero lo suficiente para entorpecer y afectar a nuestra procesión. Por tanto, se tomó la difícil decisión de suspender la Estación de Penitencia de este año.

La Hermana Mayor fue la encargada de comunicarlo a todos los hermanos nazarenos que se encontraban a la espera en la Parroquia, mientras que el Teniente Hermano Mayor lo hizo en la Casa Hermandad. La respuesta de los hermanos fue un enorme aplauso, apoyando la decisión, ya que en ese momento comenzó a llover.

Las puertas de la calle Dos Aceras permanecieron abiertas durante toda la jornada hasta las 00:15, hora prevista del encierro, para que todos los hermanos, malagueños y visitantes pudiesen contemplar y rezar ante el Cristo de la Sangre y la Virgen de Consolación. Las dos bandas interpretaron algunas marchas a primeras horas de la tarde ante nuestros Sagrados Titulares. Tras ellas, se comenzaron a formar largas colas para pasar al interior de nuestra reducida Casa Hermandad. Desde aquí, agradecemos la paciencia de todas las personas que esperaron para poder acceder.

Igualmente, queremos tener un agradecimiento por el pasado Miércoles Santo a todos los que hicieron posible una jornada marcada por la devoción al Señor de la Sangre y la Virgen de Consolación y Lágrimas.

En primer lugar, gracias a todos nuestros hermanos, por su trabajo, esfuerzo y comprensión ante un día difícil.

A nuestras bandas, la Agrupación Musical Vera Cruz de Campillos (Málaga) y la Asociación Músico-Cultural “Ntra. Sra. de la Paz” (Málaga) por amenizar nuestra tarde de Miércoles Santo y rendir honor a nuestros Sagrados Titulares.

A todos nuestros Hermanos Mayores Honorarios, autoridades y a la Agrupación de Cofradías de Semana Santa de Málaga por arroparnos.

Y al pueblo de Málaga, que hizo largas colas hasta la madrugada para ver y rezar ante el Señor y su Madre.

Al Stmo. Cristo de la Sangre y a la Stma. Virgen de Consolación y Lágrimas damos gracias y rogamos nos guíen siempre en nuestro caminar.

Empezamos a descontar para 2025.

Fotografías:
Javier Díaz (@javierdiaz_ssgrafia), Luisma Gómez Pozo (@lmfotoscofrades), A. Ariza, A. Santiago y J. Zamudio

El pase de diapositivas requiere JavaScript.