Dolorosa

Imagen de vestir de gran valor artístico, realizada por  Antonio Gutiérrez de León en el año 1858, quien la donó a la Hermandad. Situada a la derecha del Crucificado, vive en primera persona el dolor por el sufrimiento de su Hijo, reflejado en su llanto. En el año 2008, se celebró su 150 Aniversario, siendo la única Imagen que ha permanecido del anterior grupo escultórico hasta nuestros días. En el año 1992, permaneció en la Basílica del Gran Poder, que fue una de las sedes de la Exposición Universal que se realizó en Sevilla, durante el tiempo que duró dicho acontecimiento, como representante del patrimonio de la Semana Santa malagueña. Igualmente, en el año 2001 viajó hasta la ciudad de Burgos donde se desarrolló una exposición de gran parte del patrimonio que posee esta Hermandad, así como una serie de actos que sirvieron para estrechar, más aún si cabe, los lazos de hermanamiento con esta ciudad castellana tan vinculada a nuestra Archicofradía.