Guión

 

 

DESCRIPCIÓN:

 El Guión, se trata de una bandera recogida, formando dos cuerpos, el principal de mayor volumen en forma ovalada alargada, y el inferior, de menor tamaño en forma de faldilla.

Muestra la tipología mixta de bordado, tallado y orfebrería, todo sobre fondo rojo.

En el centro del mismo, se sitúa la heráldica o escudo de la Archicofradía dentro de una cartela, completando este primer cuerpo con un copioso programa ornamental, todo ello bordado en seda e hilo de oro. En la parte superior, destaca una alegoría formada por dos arcángeles con túnicas turquesa y violeta, que escoltan una Cruz Sudario, representación de la Hermandad filial de esta Archicofradía. El mástil sobre el que va sujetado el guión, está rematado en su parte superior en una Cruz sobre nudete a semejanza de la Cruz Parroquial.

En la parte baja, la faldilla va recogida con cíngulo de oro y con ornamentación a base de motivos vegetales, bordados igualmente en hilo de oro.

SIMBOLOGÍA:

Se trata de una de las insignias más remotas, su origen es militar y su forma la de una bandera tremolada en señal de luto.

Su lugar en el cortejo procesional,  va determinado según dictamine cada Corporación; en nuestro caso va a continuación de la Cruz-Guía escoltado por dos bastones; este insigne emblema era portado por un Hermano de categoría, pasando en herencia de Padres a Hijos, motivando pleitos cuando por motivos no justificados se eximía de tal honor.

Como hecho curioso, en el año 1677, un Breve Pontificio, invistió al Guión de nuestra Archicofradía, del privilegio de presidir a todas las procesiones que salieran en nuestra ciudad el mismo día. Este privilegio es ratificado por la Reina Isabel II, en R. O. de 8 de Julio de 1861, en la que se dispone que aquella Hermandad que se separe del recorrido no siguiendo al Guión de la Sangre, sería sancionada con una multa.

El Guión tiene el honor de presidir todos los actos organizados, representando de esta manera a la Archicofradía.

DISEÑO Y AUTORES:

El diseño original del mismo se debe a Fernando Prini, en el año 1987, siguiendo el diseño original pero con algunas modificaciones, es reformado en el año 2005, para sustituir la heráldica anterior por la actual e introducir algunos cambios decorativos.

El bordado es obra de los Talleres de Juan Rosén en 2005, así como la orfebrería del mismo es realizada por Cristóbal Martos en el año 1988.

TÉCNICAS Y MATERIALES:

 La técnica empleada representa una diferente gama del bordado en hilo de oro, tales como Jiraspe, hilos de torsal, peñasquillos, hojillas, cartulina, zetillos, puntitas, media onda y mosqueta.

Todo ello sobre fondo de terciopelo rojo, metal plateado para el mástil y madera de limón para las cabezas de los arcángeles.

PESO Y MEDIDAS:

Su peso es de 12 Kg, teniendo una altura de 3,18 m. y 61 cm de ancho.