Salida Procesional

 La Archicofradía de la Sangre, realiza su salida procesional la tarde-noche del Miércoles Santo por las calles malagueñas.

Este hecho viene sucediéndose desde el año 1919, cuando después de un tiempo de cierta inactividad externa, se recupera de nuevo la procesión de Semana Santa.

Anteriormente a esta fecha, entre los años 1856 y 1867, se había alternado el Jueves Santo y el Viernes Santo como días de su salida procesional.

En esta nueva época, es decir a partir de los años 20, solo se dejó de procesionar durante el periodo que abarca desde 1932 hasta 1940; durante estos años, se producen los sucesos de la quema de conventos e Iglesias en 1931 y cuando todo parecía que la cosa se normalizaba, la Guerra Civil vuelve a destruir lo poco que había quedado.

No será hasta 1941, cuando renaciendo de sus cenizas, vuelve a salir en procesión tal y como lo había venido haciendo hasta entonces, el Miércoles Santo.

Desde ese momento y hasta la fecha, solo en los años 1971, 1981, 2008, 2011 y 2013 no se ha podido salir debido a las inclemencias meteorológicas.

 


 

 Crónica de un día triste

                Como si de una novela se tratara, así podríamos comenzar el relato de este pasado Miércoles Santo. Caras tristes, lágrimas y lamentaciones era lo que se podía ver en la puerta de la Casa Hermandad entre todos los que allí se congregaban, hermanos, penitentes, hombres de trono, amigos y cofrades, todos los que estaban esperando para ver el momento por todos esperado de la salida del Santísimo Cristo de la Sangre y María Santísima de Consolación y Lágrimas.

                El día amaneció “raro”, claros y nubes en el cielo que no presagiaban nada bueno como se vio con posterioridad. Desde temprano nos afanábamos por dar los últimos retoques a la sala de tronos antes de abrir las puertas para que nuestros titulares fueran visitados por todos aquellos que quisieran. A las 11 horas se abrieron las mismas y la jornada comenzó con un incesante ir y venir de personas que acudían como en ocasiones anteriores para poder ver de cerca de nuestros Sagrados Titulares en sus tronos procesionales.

                El exorno floral del trono del Santísimo Cristo un año más han sido centros de rosas rojas y el de la Santísima Virgen, lilium stargarze en las ánforas y centros. Incesante también la entrega de ramos y centros de flores como ofrenda de agradecimiento o promesa para los titulares por parte de devotos, amigos y Cofradías.

                A las 17,30 horas la Cofradía hermana del Santísimo Cristo de las Penas y María Santísima del Auxilio, Salesianos, en su discurrir por las calles de Málaga realizando su salida penitencial pasaba por la puerta de nuestra Casa Hermandad, donde se le hizo una ofrenda de un ramo de flores y se le rezaron un Padre Nuestro y un Ave María por parte de los miembros de la Junta de Gobierno que estaban presidiendo el acto, a continuación el trono del Santísimo Cristo de las Penas continuó su recorrido no sin antes saludar a nuestros Sagrados Titulares y ser despedidos con el repiqueteo de campanillas y el aplauso del público congregado.

                Conforme se acercaba la hora prevista para la salida la inquietud y el desasosiego se hacía mayor entre los allí presentes debido a la cada vez más palpable inestabilidad del tiempo.

                La Santa Misa de penitentes comenzó a las 19 horas en nuestra sede canónica de la Parroquia de la Santa Cruz y San Felipe Neri al término de la cual se empezó a organizar al grupo de insignias y penitentes.

                Cuando el reloj marcaba las 20 horas el Hermano Mayor reunió a los miembros de la Comisión Permanente de la Archicofradía junto al Consejero más antiguo presente y al Jefe de Procesión para analizar, debatir y decidir sobre la conveniencia o no de realizar nuestro desfile procesional. Tras la pertinente votación se decidió salir a la hora prevista  y por nuestro itinerario, intentando perder el menor tiempo posible y realizando un desfile lo más ágil posible, asimismo si llegara el caso se omitiría el tradicional encierro.

                Tras los momentos de alegría y euforia por la decisión tomada se tocaron las campanas de ambos tronos para que los hombres de trono ocuparan su sitio bajo los varales pues ya era el momento de salir, el público congregado en los alrededores se arremolinaba esperando el momento mágico por todos esperado de la salida y fue justo en ese momento cuando la lluvia hizo su aparición arreciando conforme pasaban los minutos, esto hizo que la decisión inicial de salir fuera revocada por el Hermano Mayor y se optara por quedarnos en la Casa Hermandad y dejar las puertas abiertas hasta la hora prevista del encierro para que todos aquellos que quisieran pudieran visitarnos.

                A partir de ese anuncio se vivieron como relatamos al principio escenas muy emotivas de nazarenos, hombres de trono, devotos y amigos que no podían aguantar las lágrimas por no poder ver por las calles de Málaga al Santísimo Cristo de la Sangre y María Santísima de Consolación y Lágrimas. Cada una de las  bandas de música que nos deberían acompañar en nuestro desfile procesional, Banda de Cornetas y Tambores de Bomberos, Agrupación Musical San Lorenzo Mártir y la Banda de Música Nuestra Señora de la Paz interpretaron varias piezas musicales en la puerta de nuestra Casa Hermandad como homenaje a nuestros Sagrados Titulares.

                 Fue incesante el paso de personas al interior de nuestra casa para ver de cerca a nuestros Sagrados Titulares, se habilitó un pequeño circuito pasando por el lateral del trono de Santísimo Cristo hasta llegar a la parte delantera del trono de la Santísima Virgen y salida por el otro lateral del trono del Cristo, obsequiándose a todos los que nos visitaban con unas estampas con las imágenes de nuestros titulares. En esos momentos en los que nos encontrábamos desolados por un lado por el hecho de no haber realizado nuestra salida y por otro lado por el saber que habíamos tomado la decisión acertada  ante los hechos vividos, recibimos el apoyo incesante de todos los que se acercaban a la Casa Hermandad.

                Entre estas personas encontramos al Alcalde de la ciudad D. Francisco de la Torre Prados acompañado por concejales y miembros del Ayuntamiento de la ciudad, también coincidieron en nuestra Casa Hermandad, el Rvdo. P. D. Francisco Aranda Otero,, Delegado Episcopal de Hermandades y Cofradías y D. Eduardo Pastor Sánchez Presidente de la Agrupación de Cofradías junto con miembros de su Junta de Gobierno que desde la puerta de nuestra casa presidieron el paso de regreso de nuestros hermanos de Salesianos que por la lluvia tuvieron que variar su itinerario de vuelta.

                A las 2 de la mañana como estaba previsto se empezaron a cerrar las puertas de la Casa Hermandad no sin antes dejar pasar a todos los que quedaban en las puertas y a algún que otro rezagado.

                 Esto es lo que sucedió a grandes rasgos, tras la tristeza solo nos queda comenzar de nuevo , preparar nuestra estación de penitencia del próximo año 2014 con la misma o mayor ilusión que la de este año y recordaros que el Santísimo Cristo de la Sangre Y María Santísima de Consolación y Lágrimas os están esperando durante todo el año en la Parroquia de la Santa Cruz y San Felipe Neri con los brazos abiertos para que habléis con Ellos, seguro que os escucharán.  

                Feliz Pascua de Resurrección.